Cómo ventilar tu vivienda
Cómo ventilar tu vivienda

Cómo ventilar tu vivienda

Ventila tu vivienda cada día

El simple acto de abrir 10 minutos las ventanas de tu casa cada día puede salvarte de coger múltiples virus o resfriados y mejorar tu salud.

Nuestro cuerpo necesita respirar aire limpio, liberado de todo tipo de toxinas que se almacenan en todas las estancias de nuestros hogares, por ello es tan importante realizar este pequeño acto a diario.

 

Los beneficios de ventilar tu hogar

Cuando ventilamos nuestra vivienda de forma correcta ocurre lo siguiente:

Se oxigena el aire. Se reduce toda la concentración de CO2 y el resto de sustancias nocivas y aire cargado que habitaba en el espacio y desaparece todo el aire que ya hemos respirado y deja de ser necesario para nosotros.

Se reducen los malos olores. Diariamente desprendemos una gran cantidad de olores, ya sea por nuestro cuerpo, ropa o suciedad en general. Ventilando nuestra casa expulsamos todos esos olores.

Se regula la humedad. Abriendo las ventanas regulamos la humedad, evitando que el aire esté demasiado seco o lo contrario.

Damos acceso al sol. El sol tiene unos atributos muy necesarios para nuestra casa. Los rayos ultravioleta hacen frente a múltiples microorganismos y, en parte, desinfectan los espacios.

Baja la temperatura en verano. En los momentos que la temperatura de nuestros hogares es excesivamente alto, abrir las ventanas en momentos en los que no hace tanto calor en el exterior nos puede ayudar a que descienda la temperatura.
 

Qué ocurre si no ventilas correctamente

Si no ventilas tu vivienda correctamente pueden ocurrir los siguientes sucesos:

Riesgo de afecciones respiratorias. Esto puede deberse al exceso de humedad.

Aumentan las alergias. El aire cargado hace que nuestras vías respiratorias se irriten y potencia las alergias de los que las padecen.

Se incrementan los gases tóxicos. Todos los elementos de nuestras habitaciones (mesas, alfombras…) y productos de limpieza (amoniaco, lejía…) sueltan gases nocivos que pueden ser muy perjudiciales para nuestra salud.

Cómo debes ventilar (corriente cruzada)

Una vez ya conocemos lo que sucede cuando ventilas tu hogar vamos a ver cómo debes hacerlo correctamente.

 

Corrientes cruzadas. Esto es algo fundamental y que muchos no hacemos. Debemos abrir varias puertas y ventanas a la vez, de esta manera, el aire circula de forma mucho más rápido y mejor que si tan solo abrimos una venta.

 Con tan solo 10 minutos diarios basta. Realmente no hace falta más tiempo para que una estancia se ventile correctamente.

Debemos aprovecharnos del sol. Ventilar es muy bueno para regular la temperatura, en invierno es más aconsejable hacerlo durante el mediodía y en verano por la noche.

Frecuencia. Conforme más personas habiten la vivienda y más tiempo se pase en ella más se debe ventilar. Lo aconsejable es 3 veces al día entre 10 y 20 minutos cada vez. Ventilar una habitación durante excesivas horas puede llegar a ser desaconsejable.

Dormitorios. Se recomienda ventilarlos por la mañana generalmente.

 

¡Descubre nuevas viviendas antes que nadie!

No te pierdas nada y mantente al tanto de todas nuestras novedades

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *